Blogia
CLUB DE POETAS

ZENYZIENTA

ZENYZIENTA AYER Y EL MAR

Ayer,
ayer cerré los ojos
y oí tus caracolas
y así,
la noche se hizo día
y el mar entró en mi almohada.

Ayer,
ayer mientras dormía
soñé que yo era un hada
y tú,
el duende de los mares
brindándome en un guiño
el baile de tus olas.

Ayer,
me acarició tu orilla
y me envolvió tu espuma
para borrar mis huellas
Me ví,
flotando entre burbujas
hirviéndome las piernas
y hundiendo mis rodillas
El mar,
me inunda las caderas
ondula en mi barriga
y abrazan mi cintura
sus gotas de cariño.

Ayer,
corales en tus manos
hacían que mi lecho
se convirtiera en barco
surcando tus corrientes.
Navegan
mis senos en tu pecho
y un beso sonriente
avanza por mis brazos
camino de mi cuello.
Te oí,
estabas recitando
poesía entre mi pelo
y el nácar de tus dientes
mordiéndome los labios.

Ayer y el mar
De mar a mar, amando.

CUENTOS

Me hablaron de castillos y de varios dragones
de lindas damiselas y sus doradas trenzas
de héroes que cabalgan en pos de torreones
atravesando infiernos en busca de princesas.

Contáronme los cuentos y aquellas odiseas
de fieles caballeros que juran con honores
su lealtad a reyes vistiendo sus banderas
dedicando su vida a desfacer horrores

Bosteza la princesa y se aburre en su tedio
porque no llega el héroe con poemas de amores
y ya se apaga el mito de Nietszche y el superhombre.

Y así en los albores de este nuevo milenio
las nuevas damiselas tienen que echar cojones,
huir del cautiverio y hacer de trovadores

ESPACIO MÁGICO


Siento que tus ojos me miran
y tu voz callada no habla,
y noto en mí tu mirada perdida
expresar sensaciones del alma.

Quisiera abstraer mi mente
de las situaciones mundanas
y solo sentir, intensamente,
y así, ver fluir mis palabras.

Siempre te intuí de forma especial,
no sé bien, pero... aunque intangible,
a las manos, y aun siendo invisible,
a los ojos, te pude tocar y mirar.

Me gusta leerte...
Es...
como si de repente
pudiera escuchar tu voz,
pudiera sentir tu tacto,
...llega a mi tu calor.

Es...
como si hubiéramos hecho un pacto...
sientes tu, siento yo...
y en ese mágico espacio
sentimos los dos.

TEJIENDO MAR

No me enredo en la etiqueta de rareza
ni me ato en el cartel de ser altiva,
no naufrago en el afán de fugitiva,
yo navego en indagar en la destreza.

Y escaparme de esa oscura fortaleza
prisionera de mis miedos y cautiva
en las sombras busco luz para estar viva
entre sueños y entre cuentos de belleza.

Me desprendo del sentir que es un conflicto
el querer ser y no ser y el ser no siendo
por creer que algún fantasma aún sigue invicto.

Y me baño en el fluir de estar creciendo,
liberada del corsé de un molde estricto,
arropada con el mar que estoy tejiendo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres