Blogia
CLUB DE POETAS

MUAD

MUAD

A donde queramos ir
Tantas veces como el agua
Desnuda sobre la playa
Caiga y vuelva a caer.

A donde queramos ir
Que lo digan nuestros versos,
Que ellos guíen nuestros pasos
Entre caricias y besos,
Que ellos lloren,
Que ellos rían
Cada noche y cada día.

A donde queramos ir
Sin cantimplora ni alpiste,
Robando soles y lunas
Para vendérselas todas
A niñas bobaliconas
Que pasan la vida soñando
Con cielos superpoblados
De lucecitas tristonas.

A donde queramos ir,
Alado espejo, camino
Que dibujan las gaviotas
Hacia lo desconocido,
Rumbo helado de cristal
Sin prisa flotando suave,
No viendo nada ni a nadie,
En manos del vendaval,
Siendo luz y claridad,
Desnudos de cuerpo y alma,
Siendo todo, siendo nada…
A donde queramos ir…

Que no vea yo tu muerte
Si tenemos que morir.

ooOOoo

Allí estaba tirado
Mirando con dolor a las estrellas,
La tristeza a mi lado,
La muerte tras mis huellas.
Y en mi alma cien mil rayos y centellas.

Solté la carcajada
Que abrió una brecha inmensa en el vacío.
Batiose en retirada
Tras un escalofrío
La sombra del instante más sombrío.

Busqué la luz del faro
Sintiendo de su brillo la llamada,
Sabiéndome al amparo
De su clara mirada
Y al trazo de su blanca pincelada.

Y la redonda luna
Con lentitud tiñó la lejanía
Con sangre de aceituna
Y aceite de utopía
Que en sus venas de plata relucía.

ooOOoo

Del mar de tus ojos he bebido la tristeza
Y en los míos el azul de tu mirada permanece.
El roce de tus besos se mece en la sonrisa de mis labios,
Y escucho el rumor de tus palabras cubriendo mi silencio.
Cierro mis ojos para verte y sentir cómo tu mano
Desliza su dulzura por la angustia palpitante de mi piel.
Ya no hay mar donde puedan mis ojos descansar sin ver los tuyos,
Ni azul que no me traiga ala memoria tu tristeza,
Ni hay brisa que me roce como el soplo de tu mano.
A tu lado caminando y olvidando a dónde vamos,
Sujetos a la magia y a la luz de las sonrisas,
Paso a paso desgranando los segundos que se esfuman
Siento el suave germinar de los deseos escondidos.
Iré a la noche contigo
A contemplar las estrellas que está tu mente contando,
Para saciarnos de luna
Y regalarnos palabras no dichas en medio de nuestro abrazo.

ooOOoo

Pon en mí tu voz y deja
que los ecos del olvido
lleven agua de tus ojos
a ese mar que vi contigo.
Soy la luz en tu mirada,
y en tu espejo azul dormido
que se rompe en mil caricias
cuando despierta el sonido
de las olas desbocadas
clavadas por el martillo
del viento que grita y llora
sobre el tapiz cristalino
de tus lágrimas que quieren
penetrar un mar que ha sido
lecho de tantos secretos,
tumba de tantos gemidos.
Si te rompes en mis brazos
que se quiebre en mí tu grito,
que me quede con las olas
en tu silencio metido,
que no vea el horizonte,
que no sueñe mi destino,
que no busque otros amores,
que no escuche otros latidos.
Alcanza la lejanía
que la mar nos ha escondido,
mientras tus labios aprenden
a ser uno con los míos,
que es deseo en cada instante,
mientras acuno tu frío,
verte reír cada día
mientras te amo y te respiro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres