Blogia
CLUB DE POETAS

MÉTRICA Capítulo VI (y último)

Series monorrimas:

El primer ejemplo de estrofa monorrima sería la cuaderna vía, pero hay poemas en los que todos sus versos, o grandes tiradas dentro de él, poseen una sola rima, asonante o consonante.

Formas estróficas contemporáneas:

A partir del Romanticismo (siglo XIX), los poetas han preferido muchas veces inventar ellos mismo fórmulas estróficas, hay una gran variedad.
En ocasiones, no se sujetan a formas estróficas, y escriben poemas en los que combinan versos de muy diversas medidas. Renuncian también muchas veces a la rima, o la usan arbitrariamente. Buscan instintivamente nuevas combinaciones métricas, sin sujetarse al rigor de la preceptiva clásica.
Los versos así utilizados se llaman versos libres.

Versos sueltos:

Son los que, yendo en una composición en la que la mayoría de los versos riman, carecen de rima.

Versos blancos:

Son los que, sujetándose a las demás leyes rítmicas, carecen de rima. En un poema compuesto de versos blancos no hay versos rimados.

Versos libres:

Son los que no se sujetan a las leyes métricas normales; su medida y su rima (cuando ésta existe) quedan al arbitrio del poeta.

El versículo:

Los poetas contemporáneos han llegado más lejos en busca de nuevas formas para la poesía; han suprimido a veces todo elemento rítmico externo, es decir, que sea impuesto por un esquema previo. Y lo han suplido por un ritmo interior. El lector ya no aprecia los elementos musicales externos del poema, sino que ha de sumirse en el pensamiento del poeta y “sentir” con él cómo lo va expresando, con ira algunas veces, con ternura otras, con emoción, con dureza.
En suma: Ritmo de ideas y sentimientos en vez de ritmo de palabras.
Ya no podemos aquí hablar de versos, puesto que les falta lo que es típico en los versos: acentos, pausas, cesuras, musicalidad propia. Son líneas de muy diversos tamaños, que reciben el nombre de versículos. Si no se percibe su emotividad y ritmo interno, parecen prosa. Ejemplo:

No me digas
que estás llena de arrugas, que estás llena de sueño,
que se te han caído los dientes,
que ya no puedes con tus pobres remos hinchados, deformados por el veneno del reuma.

No importa , madre, no importa.
Tú eres siempre joven,
eres una niña,
tienes once años.
Oh, sí, tú eres para mí eso: una candorosa niña.

------------------------------------------------------
Espero que todo esto sirva de ayuda.

Un saludo de Mim0.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres